Martes, 04 de marzo de 2008



Dejando al margen la filiación personal que el autor de este blog posee con la corporación trianera, así como la devoción hacia la imagen mariana que venimos a tratar (qué intentaremos no venga a enturbiar un correcto análisis de la obra) , creo estamos ante una talla que más allá del cariño personal, posee cualidades escultóricas más que sobradas para merecer un homenaje en este rincón.



La imagen mariana que hoy traemos hasta estas líneas es titular de la Agrupación Parroquial de Pasión y Muerte, sita en la Parroquia del Buen Aire del sevillano barrio de Triana, no procesionando en la actualidad. Se trata de una obra del imaginero José Antonio Navarro Arteaga en 2001 y supone un interesante ejemplo de imaginería bien ejecutada en el siglo XXI.



La Virgen del Desconsuelo pertenece al grupo de dolorosas realizadas por Navarro Arteaga aparentemente inspiradas en modelos claramente granadinos. Las tallas de José de Mora, en especial la ursaonense Virgen de los Dolores, parecen ejercer influencia en las gubias del imaginero trianero y queda patente en obras de notable calidad como Nuestra Señora del Mayor Dolor del barrio sevillano de La Barzola, la dolorosa que el imaginero mantiene en su propio taller o esta imagen de Nuestra Señora del Desconsuelo y Visitación.



El cuello de la imagen se inclina a su izquierda mientras el rostro se alza levemente, siendo la mirada baja y de tonalidad clara. Las manos se entrecruzan en oración, detalle este que otorga una enorme personalidad e interés a la obra, destacándola y recuperando un detalle que por desgracia tantas imágenes perdieron en la propia capital sevillana ante la absurda e ignorante moda de sustituirlas por juegos de manos separadas, que vinieran a imitar otros modelos, acto éste bárbaro e incomprensible. José Antonio Navarro Arteaga dejó su impronta detallista en la imagen precisamente en estas manos, donde en contraste con el rostro juvenil aunque transido de dolor de la efigie mariana, podemos apreciar en el trabajo de su policromía (tan irregular a veces en algunas obras de su producción) las máculas que en forma de manchas de envejecimiento retrató. Un fiel reflejo de la edad de María en el momento de la crucifixión del señor, mientras en su rostro refleja toda la pureza Inmaculada de la Esclava del Señor.



Ante una mirada como la de la Virgen del Desconsuelo todo aditamento resulta superfluo; ante la transmisión de que es capaz esta obra todo añadido se convierte en vano y fútil reclamando sencillez extrema ante una Madre de Dios que no requiere de nada más que un fiel que le rece. Silencio, recogimiento y austeridad habrán de ser en todo momento las señas de identidad de la desconsolada Madre del Señor en su visitación al alma cristiana por las calles de Triana.

Rogelio Rubio Segura


Publicado por cautivoservita @ 17:42  | Siglo XXI
Comentarios (8)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 23 de septiembre de 2008 | 23:07
la imagen es de un gusto esquisito; la forma de vestirla "pesima".
Publicado por Invitado
Viernes, 23 de enero de 2009 | 23:05
Quiero disentir con el comentario anterior. No s?lo la imagen es maravillosa, el modo de vestirla (con referencias arcaizantes pero con ropas contempor?neas) resulta, creo, el m?s apropiado: el casi rostrillo, el manto con ca?das sin armar, la corona con dise?o dieciochesco... Una joya. Enhorabuena
Publicado por Invitado
Martes, 03 de febrero de 2009 | 12:13
Maravillosa la imagen y su forma de vestir, haber cuando la agrupaci?n supera esos problemas y la vemos en la calle en un paso de palio
Publicado por Invitado
Martes, 17 de marzo de 2009 | 16:00
Una imagen verdaderamente bella y cautivadora. Llama al recogimiento y la devoci?n, y a meditar sobre los dolores de la madre. Me gusta mucho la forma de vestir, he ido a verla algunas veces y siempre est? magnificamente ataviada. No todo en Sevilla son encajes y mariquillas.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 18 de marzo de 2009 | 15:17
La imagen es bell?sima, cautivadora y lo m?s importante trasmite, y si a eso le a?adimos la forma de vestirla llega a lo sublime.
Publicado por cautivoservita
Jueves, 19 de marzo de 2009 | 6:56
Resulta harto curioso que el centro de atenci?n parezca ser reclamado sobre c?mo, qu? o qui?n viste a la imagen en cuesti?n, no sobre su incuestionable valor art?stico (y devocional). Solo me sigue quedando claro que nunca hay que reclamar el protagonismo m?s que para la obra en s?, no para lo meramente superfluo ya que si as? se hace, no es m?s que por intereses ciertamente sordidos.
Publicado por Invitado
Viernes, 20 de marzo de 2009 | 21:06
He tenido la suerte de ver la imagen por internet, y no se la causa por la cual no procesiona. Es merecedora de ello, pu?s es de una belleza escult?rica indiscutible; adem?s de su ense?anza catequ?tica. Su rostro nos muestra un gran dolor "suavizado" por la esperanza , que el imaginero nos trasmite dulcificando el gran dolor de la Madre por la muerte del Hijo.


Sin embargo en las manos, (he estudiado anatom?a), y aunque es dificil de apreciar en una fotografia; se puede discernir el gran dolor por el que esta pasando la Virgen, en como aprieta sus manos ,tanto que sus huesos quedan marcados , y casi su sistema circulatorio queda retenido en esa zona. En conclusi?n mi enhorabuena para el imaginero. Espero poder verla pronto in-situ. Y sobre todo procesionar, para que el pueblo llano puedad disfrutar de esa belleza de escultura y de testimonio de lo que sufrio la Virgen. Gracias
Publicado por Hugo
Viernes, 24 de abril de 2009 | 12:16
Estimado lector,

La Dolorosa no procesiona actualmente por varias razones, siendo la principal que es materialmente imposible por razones de tipo f?sico que lo haga en un paso de palio (a buen seguro la direcci?n de la agrupaci?n dar? una soluci?n a esto pronto). Luego hay otras cuestiones subordinadas tales como que a?n se est?n centrando las miras en acabar el paso del Sant?simo Cristo. Lo que tambi?n est? muy claro es que para que la Virgen salga hace falta mucha m?s participaci?n de hermanos y fieles en la procesi?n de cada Viernes de Dolores, que a d?a de hoy, aunque m?s que digna, sigue siendo m?s escasa de lo que a todos nos gustar?a.

Y por cierto, al fin he podido leer comentarios de tipo escult?rico e iconogr?fico de alguien sobre la Sant?sima Virgen.