S?bado, 16 de agosto de 2008



Resulta curioso comprobar cómo en la monumental Carmona, ciudad de enorme bagaje histórico, herencia de los gloriosos tiempos pasados de la ilustre villa, no existiera tradicionalmente una hermandad de Santo Entierro establecida. En esta tesitura, a finales de la década de los sesenta nace un humilde intento por dotar a la localidad de una corporación que de culto al Cuerpo Yacente de Nuestro Señor, sin recoger ninguna experiencia anterior existente en esta iconografía, sin sentirse herederos de cualquiera intento pretérito por establecer una cofradía de este corte que llegara a gestarse y se disolviese. Los titulares reciben culto en la Parroquia de San Bartolomé, aunque realizan su salida penitencial desde la Iglesia del Salvador.



Con esta loable idea en mente y tras los difíciles comienzos que un proyecto de este carácter ha de superar, consiguieron contar para la ejecución de sus titulares con la gubia de un genio natal de la localidad, como lo era el maestro Francisco Buiza Fernández, quien se involucró notablemente en el proyecto, ejecutando un original e inédito misterio en el que el cuerpo de Cristo es depositado sobre la losa sepulcral por José de Arimatea y Nicodemo. María Santísima contempla la patética estampa desde la entrada al sepulcro. María Magdalena, obra de Miguel Ángel Valverde, se arrodilla a la derecha de Jesús entre lágrimas, siendo notablemente meritoria no solo la ejecución de la talla, sino su perfecta integración en el misterio junto a las imágenes talladas por el gran maestro Buiza entre la década de los setenta y principios de los ochenta del siglo XX, sin apreciarse falta de conexión alguna con dentro del conjunto.



María Santísima de la Soledad es una imagen que responde íntegramente a las facciones típicas de la imaginería del carmonense Francisco Buiza, quien la realizó en 1972. De rasgos muy marcados y perfil anguloso, el modelo clásico de dolorosa del maestro queda patente en esta imagen, de ojos grandes y llamativos para el fiel. La cara, suavemente ovalada, es de facciones carnosas, con los arcos ciliares muy marcados, así como los labios y el pliegue naso labial, exquisitamente trabajados y alejados de la excesiva y poco afortunada sensualidad presente en la ejecución de muchas obras actuales, dotando a la talla en conjunción con la pronunciada nariz de una rotunda elegancia. Un sutil hoyuelo se dibuja sobre la redondeada barbilla. El notable volumen con el que Buiza trabaja el busto de sus dolorosas ayuda a crear un juego de claroscuros ante la iluminación que dota a sus trabajos de enorme presencia y personalidad. La policromía, de tonos nacarados, alcanza lo exquisito en los suaves frescores que el carmonense suele aplicar, aportando sensación vital a la expresión de sus imágenes, remarcando además el contorno de los ojos con un sutil oscurecimiento que ayuda a dotar de melancolía a la mirada a la vez que recaban directamente la atención del fiel. Las manos son grandes, carnosas y con las falanges muy destacadas. Desgraciadamente puede apreciarse un claro desperfecto en la policromía de los dedos, fruto de la colocación de un anillo para aditar innecesariamente unas manos que no necesitan nada más para exornarse que un sencillo pañuelo. Quede pues desde estas líneas bien clara la peligrosidad de la absurda e innecesaria práctica de colocar anillos y joyería en las manos de una talla, que conducen a esta serie de accidentes tan evitables y graves dada la tendencia de la madera, como ser vivo que es, a hincharse y cambiar de volumen hasta el punto de trabar la pieza y provocar el daño de la capa polícroma. Francisco Buiza realiza una correctísima interpretación de la iconografía de una Soledad, dada generalmente a responder a rasgos frontales e hieráticos, rotos en este caso por la expresividad que evita la rigidez gracias a los habituales rasgos duros de la obra mariana del carmonense, detalle que agradecemos en el imaginero y que proporciona una adusta expresión de duelo a la obra.



La corporación del Santo Entierro de Carmona destaca por la humildad y sencillez de su puesta en escena, alejada del boato y elitismo habitual en este tipo de hermandades de penitencia, siendo fiel a sus orígenes. Ha procesionado tanto el Viernes como el Sábado Santo, realizando estación de penitencia actualmente en este último día con un solo paso de misterio acompañado por una banda que interpreta marchas fúnebres. Las andas procesionales de la corporación pertenecieron a la trianera Hermandad de la O, portando sobre ellas a Nuestro Padre Jesús Nazareno. Existe en la actualidad un proyecto aprobado de dotar a la corporación de un paso de palio bajo el cual realizaría su salida la imagen de María Santísima de la Soledad, tras el misterio del Santo Entierro. Personalmente me parece innecesario este añadido que supondría la extracción de la titular mariana de su actual disposición en el paso de misterio, en el cual la talla tiene sentido y encaja a la perfección. El poder de las modas sigue modificando elementos que deberían permanecer inalterados en nuestras cofradías. Por demás, se trata de una corporación exquisita cuya contemplación el Sábado Santo por las calles de Carmona recomendaría servidor a todo cofrade de buen gusto, pues se trata un gran ejemplo de corrección y saber estar. Soberbia la actitud de su cortejo incluso bajo la lluvia que sorprendió en la calle a la hermandad en este año de 2008, guardando la compostura en todo momento de manera magistral, realizando el regreso a su templo con celeridad y elegancia ante las inclemencias.

Rogelio Rubio Segura


Publicado por cautivoservita @ 6:46  | Siglo XX
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por cautivoservita
S?bado, 16 de agosto de 2008 | 6:51
Borrado, corregido y vuelto a subir el art?culo pues no pod?a visualizarse correctamente bajo Internet Explorer (gracias Jorge). El blog parece funcionar de forma notablemente m?s correcta bajo Mozilla Firefox.
En todo caso, si observais alg?n otro error de este tipo, os agradezco los correos electr?nicos de aviso o el comentario en el art?culo correspondiente para poder corregirlo.
Publicado por esc_estrell
Domingo, 19 de octubre de 2008 | 0:40
Maravillosa la Se?ora de la Soledad de aqui de mi pueblo...

Gracias a Dios que la coji? de vestidor Grande de Le?n, para as? sacar el mayor partido de la talla, que antes vest?an fatal.

Desgraciadamente mi paisano Bu?za no pudo terminar el pedazo de misterio que estaba haciendo, que incluso quer?a regalar... tuvieron por lo que se ve algunos problemas con ?l segun me coment? un amigo que lo conoci? y que estaba por aquellos entonces en la Hermandad y como hermano mayor de la Cofrad?a.

Sigue as? con este pedazo de blog, mostrando estas maravillosas im?genes que tenemos en Andaluc?a, por cierto yo tengo el blog El arte de las Iglesias, espero que te pases por all? y eches un vistazo haber que te parece. Te dejo el enlace:

http://artedelasiglesias.blogspot.com/

Por cierto voy a poner en mi blog un enlace al tuyo, merece la pena que esto se vea.

Un gran saludo!